Blanco



miércoles, 24 de marzo de 2010

INTRODUCCIÓN DE LA ALIMENTACIÓN COMPLEMENTARIA

Aunque esta etapa en nuestro bebé nos reporta mucha ilusión (por primera vez comerá con cuchara), es cierto que a veces puede resultar un poco angustiosa por las inquietudes que se nos presentan:
Que si este pediatra me ha dicho que empiece con la fruta, pero me han recomendado que le dé cereales primero... y si le doy cereales, ¿tengo que comprar leche de fórmula para dárselos?... y si le doy fruta, ¿qué fruta y qué cantidades? ¿le gustará?..... es que a mi hij@ no le gusta, sólo quiere seguir con pecho....

Muchas dudas nos pueden desbordar si no estamos del todo informados.

Ante todo, TRANQUILIDAD.

La alimentación complementaria, como bien dice la palabra, complementa a la leche (preferiblemente materna), que seguirá siendo el alimento principal de nuestro bebé (1/2 litro diario) hasta, aproximadamente el año de vida. Para asegurarnos el aporte correcto de leche, es importante dar el pecho antes de la comida, aunque después coma menos del plato.

A partir del séptimo mes de vida (los primeros seis deben ser en exclusiva con leche materna), se puede ir introduciendo paulatinamente otros alimentos para dar paso a los sólidos. No hay un orden estricto a seguir (aunque en la consulta del pediatra te den unos pasos concretos), lo único que sí hay que tener en cuenta es que, algunos bebés de 6-7 meses requieren una cantidad de hierro que la leche materna ya no es capaz de aportarles al 100%, lo que se soluciona con algo de carne (se suele preparar, al principio, con pollo o pavo, patata y zanahoria...)

También hay muchos bebés que se resisten a la cuchara, simplemente no lo necesitan y tienen suficiente con el pecho de su madre. Tampoco deberíamos obligar al bebé a comer si no lo desea, hay que darle tiempo, recordemos que es complementaria, no esencial.
El reflejo de extrusión (cuando introducimos la papilla en la boca, la lengua la escupe hacia fuera de forma refleja) debe haber desaparecido en nuestro bebé cuando decidamos comenzar a probar con la cuchara.

Hay bebés que aceptan los sólidos de maravilla y otros que al principio no los quieren ver ni en pintura. Recordad que cada niño es distinto, y, aunque a veces es complicado, deberíamos evitar las comparaciones.

Desde los seis hasta los doce meses
Se recomienda empezar con la toma del pecho y ofrecer luego algo de alimentación sólida. Los alimentos serán ofrecidos de forma gradual, de uno en uno, separados por al menos una semana, vigilando cualquier síntoma de alergia o intolerancia. Se empezará con pequeñas cantidades ofrecidas en una o dos tomas, y se irá aumentando poco a poco. La alimentación sólida nunca debe sustituir una toma del pecho, pues de lo contrario estaríamos aportando al niño menos calorías. Mientras tome el pecho estará bien alimentado, independientemente de la cantidad que tome de alimento complementario.

NOTA: Los cereales se pueden dar con leche materna extraída o con agua. No es necesario comprar leche de fórmula para prepararlos.

A partir de los doce meses
Se puede empezar a cambiar el orden de las comidas, dando primero el alimento sólido y ofreciendo el pecho de postre. No es necesario que aportemos otro tipo de lácteo en la dieta del niño, ya que la leche materna sigue siendo la más adecuada y adaptada a sus necesidades, y además le estaríamos dando un lácteo de peor calidad que nuestra leche. El niño debe tener su ración aparte, y suele hacer las comidas con un horario ya de adulto, de forma regular, aunque el pecho sigue siendo, en todos los casos, bajo demanda.
Las noches puede que sigan siendo igual en relación a la cantidad de veces que nuestro hijo puede mamar. Depende de la ingesta media de leche que haya hecho al cabo del día, además de ser un modo de compensar el apego con su mamá si ésta trabaja y se mantiene alejado de su niño mucho tiempo.

Todos los niños evolucionan de forma individual. Nuestro deber consiste en apoyar y alentar el ritmo natural de nuestro hijo... ¡y disfrutar del recorrido!

Eli García nos ha enviado el enlace de parte de una entrevista al pediatra Carlos González, en la que habla de la alimentación complementaria:
http://criatures.cat/2010/02/carlos-gonzalez-respon-com-shan-dintroduir-els-aliments-solids/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada