Blanco



martes, 3 de agosto de 2010

Lactancia Materna Exclusiva: la única fuente de agua que necesita un bebé

Los recién nacidos sanos entran al mundo bien hidratados y permanecen así si se amamantan exclusivamente durante el día y la noche, aún en los climas más cálidos y secos.
No obstante, la práctica de darles agua a los bebés durante sus primeros seis meses de vida -el período de tiempo recomendado para dar lactancia materna exclusiva- persiste en muchas partes del mundo con consecuencias peligrosas para la nutrición y salud de estos/as niños/as.
Los siguientes mensajes han sido usados en programas para convencer a madres, sus familias y a los trabajadores de salud, de que los bebés que se alimentan exclusivamente con lactancia materna, no necesitan agua durante sus primeros seis meses de vida.
Las formas más efectivas de lograr esto depende de la audiencia y las prácticas, creencias, preocupaciones y limitaciones que tienen las personas en cada localidad.
Hacer que el significado de lactancia materna exclusiva quede claro:
* Lactancia materna exclusiva significa alimentar al bebé únicamente con leche materna. Esto implica que no se le da agua, líquidos, té, preparaciones con hierbas ni alimentos sólidos durante los primeros seis meses de vida. (Es importante mencionar las bebidas y comidas que comúnmente se ofrecen a los infantes menores de seis meses en esa localidad. Un programa encontró que las mujeres no consideraban que el consejo “no dar agua” se refería al uso de té de hierbas u otros líquidos.)
Tomar las ideas que generalmente se asocian con el agua y aplicarlas al calostro:
* El calostro es el alimento que le da la bienvenida a los recién nacidos. Es su primera vacuna; protege al bebé contra enfermedades.
* El calostro limpia el estómago del recién nacido. El agua azucarada no es necesaria.
Explicar por qué un bebé amamantado exclusivamente no necesita agua:
* La leche materna está compuesta en un 88% por agua.
* Cada vez que una madre amamanta a su bebé, ella le da agua a través de su leche.
* La leche materna tiene todo lo que el bebé necesita para saciar su sed y satisfacer su hambre.
* La leche materna es sin lugar a dudas el mejor alimento y bebida que se le puede ofrecer a un infante para que crezca fuerte y sano.
Resaltar los riesgos de dar agua a los bebés:
* El dar agua a un bebé puede ser dañino y causarle diarrea y enfermedades. La leche materna es limpia, pura y protege contra enfermedades.
* El estómago de un bebé es pequeño. Cuando toma agua, queda muy poco espacio para recibir la leche materna que es necesaria para que el bebé crezca fuerte y sano.
Atar las buenas prácticas de lactancia a la ingestión adecuada de líquido:
* Cuando una madre piensa que su bebé tiene sed, ella debe amamantar inmediatamente. Esto asegurará que el infante reciba toda el agua que necesita.
Dado el interés surgido en los talleres sobre EL AGUA Y LA LACTANCIA MATERNA y sobre todo en estos meses estivales, os recomiendo que leáis detenidamente este artículo muy bien documentado: http://elblogdesina.files.wordpress.com/2010/06/agua.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada